Detenido en Godoy Cruz

Condenado por el golpe al blindado del Regional violó la prisión domiciliaria y portaba un arma

Se trata de Cristian Fabián Mercado Montes, sentenciado en el 2010 a 13 años por el robo en el Regional de Cuyo de calle San Martín. También se movilizaba en un auto con patente trucha y le encontraron un DNI apócrifo en su casa.

12 de Abril de 2013 07:05

El Enano caminaba con una mujer y tenía una 9 mm. Ampliar foto

El Enano caminaba con una mujer y tenía una 9 mm.

Por: Exequiel Ferreyra eferreyra@elsoldiario.com.ar

Cristian Gastón Mercado Montes no es un hombre desconocido para la Policía. Desde hace varios años viene siendo protagonista de hechos delictivos con trascendencia mediática y ha pisado varias veces una cárcel. Es más, el miércoles 28 de julio del 2010 fue condenado en la Quinta Cámara del Crimen a 13 años de prisión por cometer uno de los asaltos más espectaculares de los últimos años en Mendoza: el golpe al blindado del banco Regional de Cuyo de calle San Martín (hoy Supervielle), ocurrido dos años antes, cuando una banda integrada por al menos ocho malvivientes disfrazados se hizo con un botín de 300 mil pesos en efectivo tras un tiroteo. Había ladrones en sillas de ruedas y hasta uno con una guitarra esperando dar el golpe.

Resulta que el Enano Mercado Montes obtuvo de la Justicia hace poco tiempo el beneficio de prisión domiciliaria porque se le detectó un problema de salud. "Al parecer tiene huesos de cristal y diabetes. Pero esto no le impedía estar vinculado a algunos hechos delictivos", señaló una alta fuente judicial. Tras la detención de la banda de secuestradores extorsivos, a principios de marzo de este año (ver aparte), efectivos de Inteligencia Criminal comenzaron a seguirle el rastro porque sospechaban que, a pesar de que debía cumplir la prisión en su hogar, Mercado Montes estaba dando algunos golpes con otros malvivientes. Así fue como, el miércoles a la tarde, los pesquisas lo encontraron en la transitada calle Cervantes, de Godoy Cruz, mientras caminaba con una mujer que sería su pareja.

Los detectives advirtieron que Mercado Montes, al notar la presencia policial, le pasó un arma a la fémina y luego procedieron a detenerlo. Cuando palparon a la mujer, le encontraron una pistola calibre 9 milímetros con cargador y proyectiles. Además, el condenado por el asalto al blindado llevaba un llavero de auto con alarma. Los policías de Inteligencia Criminal tomaron el comando a distancia y rastrearon el vehículo en la zona de la detención. A pocos metros lo encontraron, cuando apretaron el botón y se desactivaron los sensores de alarma y cierre centralizado. Era un Chevrolet Aveo que transitaba con una patente que no era la de origen. "Llevaba una identificación de un vehículo del mismo modelo denunciado como robado meses antes en Capital. Y tenía el número de motor adulterado", confiaron los sabuesos a El Sol.

Mientras solicitaban autorización para revisar el vehículo, los detectives pidieron órdenes de allanamiento para requisar y buscar más pruebas en la propiedad donde el Enano debía cumplir la prisión domiciliaria y en la de sus padres. En el primer domicilio, sobre calle Santa Fe del distrito Benegas, de Godoy Cruz ­–a unas cuadras de donde fue capturado­­–, encontraron un DNI apócrifo con la foto de Mercado Montes. "La imagen era de él, pero el nombre y la dirección pertenecían a otra persona. Esto nos lleva a pensar que andaba en algo raro", explicaron fuentes del caso.

Por su parte, hallaron tres rastros dactilares en el Aveo, y un cotejo de AFIS (el sistema de comparación de huellas de la Policía) resultó positivo con Mercado Montes. No sólo esas pruebas fueron clave para sostener otra acusación contra este hombre, también en el baúl detectaron rastros de sangre, cabellos y daños desde adentro hacia afuera, como si una persona hubiese estado cautiva en el sector trasero del rodado. Allí nació la vinculación con la desaparición de Mario Díaz, el reconocido malviviente que dejó de ser visto el 13 de marzo y habría sido asesinado según pruebas que tiene la Policía y la Justicia (ver aparte).

Por orden judicial, Mercado ayer volvió a la cárcel. "El beneficio se le terminó. Su condena expira el 28 de julio del 2020", sentenciaron las fuentes a El Sol. Este hombre fue uno de los tres condenados por el golpe al blindado cometido a las 14 del 28 de mayo del 2008. Recibió 13 años. Juan Carlos Mercado y Martín Miqueas Villarruel recibieron 12 años. Tres fueron absueltos en el juicio que se celebró en la Quinta Cámara del Crimen.
El Enano fue detenido por ese hecho el 1 de agosto del 2008 en un aguantadero de Capital. En total, 9 fueron los malvivientes que cayeron ese día en San Juan 220. También había armas y drogas y se encontraba Marito Díaz entre ellos, quien nunca llegó a juicio por el golpe al blindado.
Dos días después, el 3 de agosto, seis de los nueve detenidos se fugaron de Contraventores. Entre ellos se encontraba Mercado Montes. El escape masivo dejó en evidencia algunas falencias edilicias del Palacio Policial y se acusó a cuatro efectivos de connivencia. Luego, todos los prófugos fueron recapturados. 

Pelos y sangre en el auto: ADN por el caso Marito Díaz

La detención de Cristian Gastón Mercado Montes, para los investigadores policiales, podría servir para encaminar otras causas que investiga la Justicia vinculadas a la banda de secuestradores desbaratada a principios de marzo. Uno de los casos está relacionado por la desaparición de Mario Díaz, el reconocido malviviente que estuvo involucrado en los casos Zambrano-Rodríguez y Rubino, que "dejó de ser visto" el 13 de marzo según denunció su familia en la Oficina Fiscal Nº8.
Para los sabuesos, este hombre fue asesinado y luego descuartizado por quedarse con un botín de la organización criminal que perpetró cuatro secuestros entre el 9 de febrero
y 10 de marzo de este año. Mercado fue detenido con Díaz en el 2008 y "seguían manteniendo relación delictiva", sentenciaron fuentes del caso. Cuando Mercado fue apresado, en el auto que se movilizaba encontraron sangre y pelos de una persona. Una hipótesis sostiene que Díaz podría haber sido transportado, en ese rodado, después de ser herido. El baúl, donde encontraron los rastros, además presentaba hendiduras desde adentro hacia afuera, como si alguien hubiera intentado escapar del encierro.
Es por esto que, aportaron las fuentes, se van a realizar cotejos de ADN entre familiares de Díaz y los rastros hallados en el auto peritado. Esta causa está en manos del fiscal de Instrucción de Guaymallén Juan Manuel Bancalari y no tiene detenidos. 

Dictan procesamiento y prisión preventiva para la banda de secuestradores extorsivos

El juez federal Walter Bento dictó el martes el procesamiento con prisión preventiva para los seis sujetos que integrarían la banda de secuestradores extorsivos desbaratada a principios de marzo por la Policía de Mendoza. Con este paso, los sospechosos quedaron complicados procesalmente y es más que probable que sigan en una cárcel hasta el juicio oral y público en su contra. Solamente uno de los seis procesados por el delito de secuestro extorsivo declaró y se desligó de las acusaciones.
La Justicia federal investiga en total cuatro hechos ocurridos en el Gran Mendoza entre el 9 de febrero y el 10 de marzo de este año, pero se dictó el procesamiento en dos causas. El fiscal Fernando Alcaraz, de todas formas, continúa investigando la relación de los detenidos con todos los casos.
Uno de los hechos con procesamiento ocurrió el 9 de febrero en el barrio Los Cerrillos, de Godoy Cruz. La víctima, que sería un vendedor de drogas conocido como Lula, fue secuestrada y su familia pagó un rescate de 100 mil pesos entre dinero en efectivo y objetos de valor.
El otro caso ocurrió en Las Heras el 28 de febrero, y la víctima, también relacionada a la comercialización de estupefacientes, fue secuestrada. Se pagaron 3 mil pesos, un auto y electrodomésticos para liberarla. La banda fue desbaratada el viernes 15 de marzo después de un seguimiento que realizó Inteligencia Criminal de la Provincia. La pesquisa sostiene que se prestaba a perpetrar el quinto secuestro cuando fue detenida. Hubo persecución policial e  incautación de los autos en los que se movilizaba. Todos quedaron a disposición de la Justicia federal.
Después de varios días de instrucción, el fiscal Alcaraz lideró una rueda de reconocimiento con las víctimas y casi todos los sospechosos fueron señalados con el dedo detrás del vidrio.
Esto sirvió para sostener la investigación que, finalmente, esta semana, el juez Bento confirmó con el procesamiento y prisión preventiva. 

Comentar noticia


IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.