Barrio Pedro Molina

Está acusada de haber matado a su hijo en enero y ahora va a dar a luz a otro

Se trata de Elena Ferreto (23), quien con su novio, Jesús Soria (21), fue imputada por el homicidio de Leonel Gaspar (2) en Guaymallén. Esta semana le harán una cesárea.

03 de Septiembre de 2013 08:18

Por: Hernán Adrover hernan.adrover@elsoldiario.com.ar

Elena Reggina Ferreto (23) y su pareja, Jesús Soria (21), fueron detenidos e imputados a principios de este año por matar a golpes al hijo biológico de ella, Leonel Valentín Gaspar (2), en su casa de Guaymallén. El fiscal Jorge Calle lidera la instrucción y, hace algunos días, la Justicia de Garantías dictó a ambos la prisión preventiva en su contra. De esta forma, seguirán en situación de encierro prácticamente hasta que se desarrolle el juicio oral y público en su contra.

Los dos se encuentran imputados por el delito homicidio agravado por el vínculo –el padrastro por participación primaria–, que prevé prisión perpetua como pena máxima.

Pero, eso no es todo: cuando se cometió el crimen y al momento de su captura, Ferreto desconocía que se encontraba atravesando un embarazo y el padre es su pareja y compañero de causa. Fuentes penitenciarias informaron que la criatura está por nacer –esta semana está programada una cesárea– y se está analizando cómo será el futuro de esta mujer en la cárcel de El Borbollón, en Las Heras. Al estar sospechada de matar a su hijo, se estudia si la criatura por nacer quedará a su cargo. Hay dos posibilidades: una es que se le otorgue la prisión domiciliaria o que madre e hijo sean derivados al hogar de la Dinaf ubicado frente al ex Cose, en Godoy Cruz.

dolor. La historia del crimen comenzó la noche del 31 de diciembre del año pasado, en vísperas de Año Nuevo, cuando la pareja llevó a Leonel hasta la guardia del Hospital Humberto Notti porque le sangraba la nariz.

Pero esto no se debió a ninguna enfermedad ni a una caída del chico, sino que, esa misma mañana, Soria lo había atacado a golpes –con las manos y un palo– en un aparente estado de ebriedad en la casa de calle Huarpes del barrio Pedro Molina, de Guaymallén, sostiene la investigación judicial.

Como la víctima lloraba y no paraba de quejarse por la golpiza, su madre, conocida en su entorno como Gigi, también lo castigó, agrega la pesquisa de Calle.
El pequeño Leonel dejó de existir a las pocas horas como consecuencia de dos fisuras en el cráneo, una en una pierna y hematomas que tenía en el abdomen –se desprende del informe de la necropsia–, por lo que los novios se fugaron del pediátrico y lo médicos alertaron a la Policía y a la Justicia.

El caso conmocionó a la provincia cuando se dio a conocer que buscaban a la pareja que estaba sospechada de matar a golpes al menor de 2 años, como informó, en exclusiva, El Sol en la edición del jueves 3 de enero. Ese mismo día, Ferreto y Soria fueron detenidos. Ella fue llevada por los familiares a firmar una documentación a la Comisaría Novena y quedó aprehendida. Él fue capturado por policías cuando intentaba juntar plata en la barriada del Pedro Molina para huir de la provincia.

El fiscal Calle confirmó a este diario que, en las últimas horas, la Justicia de Garantías dictó la prisión preventiva que había solicitado, es decir, que hallaron elementos de convicción suficientes para acusar a los dos detenidos como los autores del violento crimen y para que continúen en prisión. Por ese motivo es que Ferreto y Soria están a un paso de llegar a juicio oral. Si los hallan culpables en una Cámara del Crimen, podrían ser condenados a prisión perpetua.

Pero, la sorpresa de que la mujer estaba embarazada trascendió hace pocas horas. En su momento, Ferreto dijo tener "un atraso" y que el padre de la criatura era el hombre que está detenido por la misma causa.

Hace pocos días, la mujer debió ser asistida porque tuvo contracciones y para fines de esta semana tiene programada una cesárea. Ante las dos posibilidades que existen, la defensa de la mujer solicitará el beneficio de la prisión domiciliaria. 

Comentar noticia


IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.