insólito

Misterioso remolino crea olas de casi 9 metros

En el mar del noroeste de Escocia se encuentra uno de los remolinos más reconocidos del mundo. Lo provocan las corrientes del estrecho y la orografía del fondo marino, en forma de pirámide invertida.

15 de Abril de 2014 17:22

Por: Medios

Los remolinos son uno de los grandes peligros a los que se enfrentan los aficionados al descenso por ríos de aguas bravas. Sin embargo, este fenómeno no es exclusivo de las corrientes de agua dulce. De forma excepcional los remolinos pueden producirse también en el mar.

Ese es el caso de Corryvreckan, uno de los remolinos marinos más grandes y conocidos del mundo, localizado en el estrecho del mismo nombre, que separa las islas de Scarba y Jura, al noroeste de Escocia.

Este fenómeno natural tiene su origen en las fuertes corrientes dominantes en el estrecho, de hasta 16 kilómetro por hora, y la especial orografía del fondo marino de esa zona, con forma de pirámide invertida que se extiende desde los 29 hasta los 70 metros de profundidad.

La unión de esos dos elementos tienen como resultado el remolino marino más grande de Europa y el tercero del mundo. Con olas de hasta nueve metros de altura, su fuerza es tan grande que durante muchos años fue considerado innavegable y el ruido que provoca puede llegar a escucharse hasta a 16 kilómetros de distancia.

Para los habitantes de la zona, el poder del remolino Corryvreckan refleja el espíritu salvaje del lugar. Prueba de ello son las leyendas celtas que otorgan un origen sobrenatural a este brutal y magnético fenómeno. Según la mitología escocesa, la responsable del remolino es Cailleach Bheur, la diosa del invierno y protectora de los animales y la naturaleza durante los meses más duros del año.

La tradición cuenta que a finales del otoño, esta deidad, conocida como la «Reina del Invierno», utiliza las aguas del golfo de Corryvreckan para lavar su gran tela escocesa, que queda tan inmaculada que se convierte en el manto de nieve que cubre la tierra durante el invierno. Esta actividad es el origen del remolino, así como del fuerte rugido que puede escucharse en decenas de kilómetros a la redonda.

Otra leyenda nórdica relacionada con la fuerza descontrolada de este fenómeno natural cuenta que el rey Breacan amarró su barco cerca del remolino para impresionar a una princesa local o, según otra versión, para huir de su padre a través del abismo. En ambas historias, el rey fue engullido por las aguas y su cuerpo sin vida arrastrado más tarde a tierra por su perro.

Dotado todavía de un gran poder de atracción, en la actualidad, el remolino de Corryvreckan está considerado como muy violento y peligroso por las autoridades británicas, por lo que se aconseja no intentar cruzarlo sin conocer muy bien la zona. A pesar de ello, cada año decenas de intrépidos bañistas se atreven a atravesarlo a nado, aunque solo cuando la marea baja. En caso contrario, la tragedia está garantizada.

Comentar noticia


IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.